jueves, 19 de junio de 2014

10 REGLAS DE ORO PARA SEGUIR UNA DIETA



Hace unos días leí un articulo que me llamó la atención y en el que estoy totalmente de acuerdo. Así que me gustaría compartirlo. 

Se trata de las 10 Reglas de oro  que según los expertos, el doctor Pedro Pineda Ferrer ( hedonai.com) y la dra. Elizabeth García Bonome(clínicabonome.com), te ayudarán a seguir mejor una dieta.


1. Pasar hambre no es bueno.
 Lo importante es comer aportando nutrientes esenciales en cantidades adecuadas y teniendo en cuenta lo que comemos y cuando lo comemos.
2. Hay que comer cinco o seis veces al día.
Así mantenemos los niveles saludables de insulina. Si llegas a la comida con mucha hambre, la respuesta insulínica será mucho más potente y el cuerpo generará más grasa porque cree que necesita acumular por si tarda mucho tiempo en volver a comer.
Además activar la digestión más veces obliga a nuestro organismo a ponerse en funcionamiento  y también quema calorías.
3. No te eternices comiendo.
Lo adecuado es  comer en unos 30 minutos y concentrarse en masticar bien los alimentos.
4. Fuera fritos y rebozados.
Lo mejor preparaciones a la plancha, la olla a presión y al vapor . El aceite mejor crudo en tus ensaladas.
5.Come lo que te gusta.
Está claro que establecer un plan en el que aborreces las verduras es seguro de fracaso.
Llena la cesta de la compra con los alimentos que más te gusten, ojo no los más calóricos, si no frutas, hortalizas... que más te agraden y encontrando la forma de cocinar que más feliz te haga.
6. Bebe Agua.
La buena hidratación evita el estreñimiento y el orinar no solo te libera de retenciones de líquido, también de toxinas. Añade tes e infusiones drenantes a tu ingesta durante toda la jornada.
7.Haz ejercicio.
Hacer un régimen sin acompañarlo de un cambio en tus hábitos de vida solo puede significar que cuando dejes de hacerlo volverás al mismo punto que estabas antes.
Con andar de 20 a 40 minutos a paso firme es suficiente.
8.Controla las cantidades en tu plato.
No es necesario que lo peses todo para ver si te pasas de la ración. Una forma de controlar es distribuir la comida para que ocupe el fondo del plato. Olvídate de hacer montañitas.
9. No renuncies al primer plato.
Además de reducir el apetito antes de dedicarte a la proteína del segundo, llegarás a el con menos hambre y así evitarás comer de más.
10. Toma fruta.
Si es fuera de las comidas principales, mejor, de esta forma tu organismo la metabolizará mejor y su energía se gastará mucho antes.


La teoría nos la sabemos de rechupete, verdad?!, lo más complicado es ponerla en práctica!!.
Pues ánimo!!!



0 comentarios:

Publicar un comentario