CODEÍNA: RESTRICCIONES DE USO COMO ANALGÉSICO EN PEDIATRIA


La codeína se usa para aliviar el dolor de moderado a severo. También se usa, por lo general, en combinación con otros medicamentos para reducir la tos. 

 La codeína pertenece a una clase de medicamentos que se llaman analgésicos opiáceos (narcóticos) y a una clase de medicamentos que se llaman antitusivos. Cuando se usa la codeína para tratar el dolor, funciona cambiando la manera en que el cerebro y el sistema nervioso responden al dolor. Cuando se usa codeína para reducir la tos, funciona reduciendo la actividad en la parte del cerebro que ocasiona la tos.
Suele estar presente como ingrediente en muchos medicamentos para la tos y el resfriado o en combinación con otros principios activos analgésicos como el ibuprofeno o el paracetamol.


La codeína puede ser adictiva. No tomar una dosis mayor ni con más frecuencia; tampoco  tomar durante un período mayor al recetado por tu médico. No dejar  de tomar la codeína sin hablar con tu médico. Hay que disminuir la dosis gradualmente. no dejar de tomar repentinamente la codeína,  se podría experimentar síntomas de abstinencia como nerviosismo, pupilas dilatadas, ojos llorosos, irritabilidad, ansiedad, secreción nasal, dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido, bostezos, sudoración, respiración rápida, ritmo cardíaco rápido, escalofríos, vello erizado en los brazos, náusea, pérdida del apetito, vómitos, diarrea, calambres estomacales, dolor muscular o dolor de espalda.

Tras conocerse casos graves, algunos de ellos mortales, asociados a la administración de codeína en niños para el tratamiento sintomático del dolor, se han recomendado las siguientes restricciones:
  • La codeína está indicada únicamente para el tratamiento del dolor agudo moderado en niños mayores de 12 años para los que no se considere adecuado el uso de ibuprofeno o paracetamol como único analgésico.
  • El uso de codeína se contraindica tras la amigdalectomía o adenoidectomía en menores de 18 años que sufran apnea obstructiva del sueño. Deberá usarse con precaución en mayores de 12 años que presenten compromiso de la función respiratoria o que hayan sido sometidos a cirugías extensas.
ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PEDIATRIA
ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE MEDICAMENTOS Y PRODUCTOS SANITARIOS


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.